El muerto y el arrimado, a los tres días apestan.

El muerto y el arrimado, a los tres días apestan.

Refrán:

El muerto y el arrimado, a los tres días apestan.

Significado:

Esta expresión indica que los huéspedes y los invitados, al cabo de un tiempo comienzan a molestar. Las personas que llegan a una casa ajena, pronto comienzan a interferir en la rutina del hogar.
.


 

Leave a Reply