A un clavo ardiendo se agarra el que se está hundiendo.

A un clavo ardiendo se agarra el que se está hundiendo.

Refrán:

A un clavo ardiendo se agarra el que se está hundiendo.

Significado:

Nos indica que en circunstancias adversas, cualquier tipo de ayuda que permita mejorar nuestra situación, es siempre bienvenida, a pesar de los posibles efectos secundarios o los problemas menos graves que pueda causar.
.


 

Leave a Reply