A quien madruga, Dios le ayuda.

A quien madruga, Dios le ayuda.

Refrán:

A quien madruga, Dios le ayuda.

Significado:

Se refiere al hecho de que anticiparse a los problemas, siempre es más beneficioso que esperarse al último momento para actuar. Al madrugar, se dispone de más tiempo, lo que supone estar mejor preparado ante problemas que pudieran aparecer.
.


 

Leave a Reply